TRADUCTOR

viernes, 6 de junio de 2014

POEMAS DE MIRIAM BARRI



AMADA POESÍA

La Métrica es mi carne, mi elemento,
corona que me ciñe las entrañas.
Por ella lucho, tenso las guadañas,
y afilo mi dolor sin ornamento.

Apunto el golpe al ojo del Acento.
Puede la piedra sostener montañas. 
De cardos y carmín, de telarañas
labro la letra para el sordo viento.

La Rima es mi barrote, mi martillo, 
un pequeño rubí, el viejo grillo
que da su canto sólo por la aurora.

Y sólo por el goce de tenerte, 
amada Poesía, hasta la muerte
seré de tu palabra, sembradora. 


Septiembre 2011



AQUELARRE

(a la Esperanza) 

(Con airecito a popular argentino)

Apura el trago que la vida rueda
de sol a sol, Malena de entrecasa.
Un grito azul perfuma por la casa,
y nadie ve tu lagrimón de seda.

Maquilla mis harapos, sólo queda
engaño, soledad.  La noche pasa
y un insomnio final me despedaza.
Cara o cruz, siempre cruz, en tu moneda.

Bebe la miel del alba, ebria, loca,
dame tu sinrazón y la ternura
de un sueño brujo, terco, fugitivo.

Ven, que la luna niña nos convoca.
Aquelarre tu pena me tortura
¡ y en un tango de muerte voy cautivo !

Julio 2005


LO QUE SIEMPRE HA SIDO

Dice el Destino que no pudo ser. 
Yo sé que sí, que es lo que siempre ha sido. 
Que en cada huella está tu claro nombre,
y en todos mis pasados yo te amaba.

Lo que sucede o sucedió, quién sabe. 
Lo que será, lo que se fue, qué importa. 
Pero tus ojos en mis ojos viven
en el ensueño, en un sendero vivo, 
donde me esperas y te espero, siempre, 
en un abrazo donde nace un mundo.

Yo sé que fuimos una vez un alma, 
que no murió y que no muere nunca. 
Yo sé que el alba en esos ojos limpios, 
vino en un ángel a cubrir mis sombras. 

Yo sé que lloro tu dolor de niño.
Sé que vencimos a la muerte, juntos.
Sé que no es tarde, corazón, ahora 
cuando en un sueño nos sentimos nuestros.

No pudo ser aquel amor... ¿quién dijo? 
¿No ves que todo es ilusión del Tiempo?
Alguna vez te amé y en mi promesa 
supe esperar hasta la hora justa,
mira mis ojos ¿ves los ojos tuyos?
en ese espejo de agua, me bautizas. 

Y si vivir ha sido el ausentarme,
dame tu mano y llévame al regreso. 

Y si morir es irse de uno mismo, 
amo morir, volver para quedarme
y hacerme carne de tu carne y alma 
de un sólo nombre y para siempre un verbo.

La aurora blanca nacerá en mis brazos
y aquí te espero con el alma en lirios. 


Febrero 2014 
(Endecasílabos)  











Miriam Barri
http://miriambarri.blogspot.com

3 comentarios:

  1. Muy pero muy agradecida, estimado Walter; su generosidad me conmueve. Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miriam por tu aporte. Este blog es también tu casa. Walter

      Eliminar
  2. wow ! que bueno Miriam, Felicitaciones !

    ResponderEliminar

El comentario estará sujeto a la aprobación del equipo y su administrador. Gracias.