TRADUCTOR

viernes, 26 de octubre de 2012

MACARENA

    Han pasado tres días desde que se llevaron al viejo.
    Han pasado tres días y aún no vinieron por mi.

    Los hombres que entraron a buscarlo, tuvieron que saltar la tapia, con torpeza, porque estaban apurados. Abrieron a los empujones la puerta del fondo y después abrieron las otras puertas que dan para la calle y por allá se lo llevaron.

    Algunos de ellos me tocaron la cabeza haciéndome caricias y me dejaron algo para comer y para beber. Pero los tipos ni nadie, vino más.

    Yo me acuerdo cómo fue que pasó todo, pero no me preguntaron.
    Yo me acuerdo que el viejo estaba preparando la comida para nosotros dos, cuando empezó a tocarse el pecho y a quejarse como si lo pisase un camión grandote y tosía. Me dejó la comida a medio cocinar y fue a acostarse, creo. 

    Porque no lo vi más.

   No salió de su habitación. Cuando pasó un tiempo, pensé que mejor era llamarlo porque había dejado la televisión prendida.

    Pero no me respondía.

    Entonces empecé a llamar a la gente que andaba por afuera, algunas me chistaban para que me calle, otras se dieron cuenta y al día siguiente entraron por la tapia.

    Nunca más supe nada de él.

    Ahora recorro la casa sola, sintiendo sus olores, husmeando entre sus cosas, llorando su ausencia.

    Cuando venga álguien a repartirse las cosas de él y abran la puerta, me mandaré a mudar para la calle. Si a él lo dejaron solo... Qué bola me van a dar a mí...

    Porque es muy triste ser una perrita que ha quedado sin dueño. ¿Saben?
    Guau.











José Antonio Ibarrechea
diceelwalter@gmail.com
Copyright 2004
(Extraído de "El hombre que vive solo en la esquina" año 2004 del mismo autor.)

2 comentarios:

  1. Guauu..tenía razón caballero.. me entristecistes !!! Cuidate.

    ResponderEliminar
  2. Huy que triste..! No escribas estas cosas. Si eres tan cálido con nosotras, porqué escribes sobre la muerte?

    ResponderEliminar

El comentario estará sujeto a la aprobación del equipo y su administrador. Gracias.