TRADUCTOR

viernes, 2 de marzo de 2012

A VECES, LAS GITANAS

Algunas bajan al centro de Córdoba por Belardinelli.
Algunos le echan la culpa por lo mal que le va a los clubes de la zona.
Tonterías.

Otras parecen venir desde Bulnes.
Bajar por Patria.
Entrar caminando por 24 de setiembre.

Yo vi a tres de ellas, caminando por Bulevar Chacabuco.
Oh! Cielo Santo.! Cómo son las piernas de las Gitanas?
Cuál es el misterio escondido bajo ese mundo de trapos multicolores?

Porqué llevan esas bondadosas blusas?
Generosas, exhuberantes, fascinantes, impactantes, alucinantes blusas? 
Qué hay tras el brillo de sus ojos?

Porqué caminan asi?
Cómo que qué es asi?
Miralas caminar al cruzar en amarillo...

Porqué te miran a los ojos cuándo te leen la mano?
Te leen la mano para adivinarte el futuro, pibe.
Y vos, tonto, querés que te digan lo que querés escuchar.

Ellas lo saben.

A veces, las gitanas te paran en la calle, toman tu mano y te dicen mirame, vos las mirás, pero te ganan y vos bajás la vista, cómo tratando de entender los surcos que se dibujan en la palma de tu mano. 
Estás atrapado.

Una parejita de jóvenes enamorados se entera que si siguen queriéndose cómo se quieren, tendrán no uno, sino tres hijos, la primera será nena.
Oh, amor cuánto te quiero...!

Veinte pesos.

La mayor de las tres Gitanas me ve sentado en el bar del frente.
Cruza el bulevar, pasa por la parada del colectivo que lleva a la mujer más linda del mundo a su casa.
Se sienta a mi lado.
Me toma la mano,
Sin mediar palabra.
Me mira a los ojos.
Todo en el más absoluto silencio.
Pasa su dedo índice a lo largo de mis líneas y se pone de pié.

Sin soltarme la mano, me dice despacio, al oído.
"Sigue esperando en silencio y en la más absoluta soledad, para lo demás, ya es tarde."

A veces, las gitanas te dicen lo que no querés escuchar.
Y doblan por las esquinas y nadie vió nada.
Ni escuchó nada.

Ibarrechea

1 comentario:

  1. ¡A veces las gitanas! Y...si señor. Las gitanas, ó la peluquera, ó el almacenero, ó aquella señora chofer de remise, parece que hoy se despertaron en contramano del mundo.
    Y yo, ó usted,ó aquella señorita de aire frágil, justito esta mañana también tenemos mal talante, ó estamos tristes, ó simplemente melancólicos y tenemos la pesadilla de cruzarnos por esas casualidades de la vida con esa gente..
    Y bueno caballero, "a mal puerto por leña llegó" piense.
    ¿Y si pinta una sonrisa conquistadora en ese preciso instante?.
    Le aseguro que no habrá gitana, ni corazón propio, ni alma en pena que pueda evitar la invitación a ser feliz.
    ¡¡Tenga usted hoy y siempre días magníficos!! . Al.

    ResponderEliminar

El comentario estará sujeto a la aprobación del equipo y su administrador. Gracias.